Bueno, supongo que otra vez he sido víctima de mis propias palabras. Resulta que al final este juego no era tan fácil de editar y me colé en varios archivos. Ahora estoy revisándolos uno a uno hasta que pueda publicar una versión que no se cuelgue cada vez que algún personaje abra la boca.

¿Quién dijo que romhackear era fácil? Estoy esperando a que un conocido me ayude con una herramienta para traducir el juego, y si hay suerte y puedo traducir la versión NTSC americana, probablemente adapte la traducción a esa versión. Esperad la próxima noticia en dos o tres semanas. (A ver si anunciando una fecha larga consigo que saque la beta en siete días, ja, ja, ja)

Un saludo.